Klinik

February 24, 2012 § Leave a comment

En eso se convirtió nuestro hogar en estos días. Apenas me curé yo, se me enfermó el porotito bebe. Bronquitis. Ni te cuento la historieta. Doctor día por medio, inhalador, spray, antibiótico y tan chiquito. No podía respirar bien, ni podía llorar siquiera. Una angustia, nos dimos flor de susto. Después de una ardua semana se pasó casi por completo. Mientras ten’iamos que seguir con la rutina jardín, actividades infantiles. 10 puntos las madres que invitaron al mayor a jugar y me lo llevaron a gimnasia.

El sábado fue nuestro primer día recuperados. Dimos un paseíto y todo. Pero duró poco, el domingo el mayor de levantó llorando y volando de fiebre…y ahí va una semana en casa. Mejoró el clima y nosotros ni asomamos, se perdió el desfile de carnaval, en fin.

Lo positivo es que no colapsé, y hasta tuvimos lindos momentos estos días adentro. Mi hijo es un hermano amoroso, se ocupa y preocupa de su bebe y hasta ejercita algo de paciencia. Y el porotito es un bebe solidario de alguna manera, empezó a dormir más y le gusta acompanarme a acostar al mayor, el cuento de buenas noches lo escuchan los dos, ni me lo creo. Ayer me apenó que salimos a hacer compras y el gordito miraba el cielo como deslumbrado, claro, apenas salió y lo ve solo por la ventana, pobrecito!

Espero la semana que viene volver a la normalidad y de paso hacer algo por mi panza, con la angustia tengo un hambre sobrenatural, no puedo cerrar la boca, un horror.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

What’s this?

You are currently reading Klinik at desde el sur.

meta

%d bloggers like this: