Diario de nacimiento

January 23, 2012 § 1 Comment


Querido diario: esta vez no quiero dejar de escribir sobre el parto. Con el primero lo postergué y me olvidé los detalles. Igual había sido bastante confuso. La típica historieta de oxitocina, dolor y demasiado público.
Esta vez nuestra fecha era para el 24 de diciembre. La última semana fue de bastante ansiedad, mía y del papá, además estaba ya muy pesada, moviendome leento y preparando como podíamos el festejo de navidad, mi cumpleaños, año nuevo y cumple de papá, todo calculando que en el medio de todos los eventos podían empezar las contracciones.
La última semana además cargada de compromisos, festejo de navidad en el jardín, despedida en gimnasia, cumpleaños de amiguito, igual gracias a mi amiga mama tocaya no se perdió de nada el enano y lo venían a buscar.
Y así llegó el 24, inauguramos el día con visita a la Geburtshaus para un control. Ese día estaba de guardia mi partera favorita, le tocaba 24 y 25 o sea que si nacía en fecha era con ella. estaba con una practicante muy macanuda. Apenas abrimos la puerta las dos muy tiernas me cantaron el feliz cumple en inglés y me saludaron con beso y abrazo, cosa poco común por acá. La verdad me sorprendieron y emocionaron. Fuimos con el hermano mayor así visitaba otra vez la Geburtshaus, estaba un poco desilusionado de no poder ir cuando nazca su hermanito, es mas creía que ese día volvíamos con baby!
Me hicieon un monitoreo y una prueba de sangre, el hierro estaba bajo, menos de 10 que es el límite para ellas en tomar o no el parto. Igual como venía la cosa parecía que no era el día, contracciones muy esporádicas y leves, así que fuimos a comprarnos una botellita de hierro para subirlo. Me dieron un globulitos no me acuerdo para qué, pero me los mandé y unas gotas para ayudar con las contracciones, un aceite para la panza y la bañadera.
Así que volvimos tranquilos, siempre con la valija armada cargada en el auto. El big bro le llevó un osito musical a la sillita del auto asi el bebe no se aburría en el viaje 🙂
Cuando llegamos a casa tenía en la puerta unos regalitos y una nota. Habían pasado a saludar por el cumple mi amiga la mama tocaya y la española. Divinas! me dieron otra sorpresa aunque lástima que nos cruzamos, pero  me hizo sentir bien y acompañada (en Baires nadie tenía tiempo de saludarme un 24…)

Y así pasó el 24 con visitas familiares, siempre por turnos. O sea suegros separados, nueva mujer, etc. El enano chocho porque empezó a abrir regalos tempranito, ya ni sabemos como explicar quién manda los regalos, una mezcla de Christkind, Weihnachtmann, Nikolaus, Papa Noel y Mastercard. Ah también vimos Mi pobre Angelito, creo que se convirtió en clásico de navidad.
La noche del 23 y del 24 tuve contracciones mas molestas por  la noche, pero no pasó de ahí. Yo estaba angustiada de que me rebotaran por la falta de hierro.
El domingo 25 almuerzo familiar, quedé rellenita hasta el paladar. Volvimos a casita y tuvimos una noche calma, sin contracciones. Me voy a dormir tarde, marido se queda viendo Duro de matar y a las 12.30 ya despierto con incomodidad, espero un poquito, miro reloj, y sí, ya no podía dormirme, a la una le aviso al futuro papá que ya viene. Ya estaba mirando Duro de matar 3. Mientras hace los llamados pertinentes: partera, suegra, yo me visto y tomo algo. Calculo a ver si está bien, sino es falsa alarma, pero no. Llega suegra, juntamos los petates y largamos.
Es una noche fría pero despejada. Se ven las estrellas, muchas, acá eso no es común en invierno ya que estamos en un pozo de niebla. En la calle no hay nadie, en la aduana tampoco y en la autopista menos. Llegamos muy rápido. En el camino ni hablamos, no sabíamos que decir, yo me concentraba en la panza. Los intervalos entre contracciones se me hacían largos, mi cabeza pensaba: no ya está se pasó, no tengo mas contracciones y cuando dudaba, zácate venía otra. Me sigue impresionando como el cuerpo se puede tomar una pausa para retomar fuerzas y es como si nada, hasta que viene la ola otra vez.
Llegamos y nos esperaban la partera y la misma ayudante. Justo estaba de guardia la única que no me caía bien, medio canchera, muy bio y progre. Demasiado amable, me parece un poco falseta, pero bue, no se podía elegir. Lo gracioso es que yo tenía el Dienstplan con la lista de telefonos y nombres de quien estaba de turno en un radio de 20 días, esto acompañado con una foto de las 6 parteras para uno saber quien nos recibe en caso de duda. Y ahi estaba ella.
Ahí tampoco podía hablar mucho, no sabía el procedimiento, lo bueno es que no había. Descargamos todo y pasé al cuarto. Hacía mucho calor, pero se sentía cómodo. me dieron una de las pelotas gigante para sentarme pero no me resultó. Me fui a sentar a la cama y ya me saqué la ropa. me quedé con una camiseta rasposa de mi marido, pero estaba comodísima. En la cama no estaba bien así que fui al “banquito” . es como una sillita baja donde va el papá que tiene adelante un banquito en U, ahí una queda como en cuclillas. Mientras aunmentaba mi temperatura me venía la sed, así que esta vez tomé mucha agua. (en mi primer parto morí de sed) Pasadas pocas contracciones ya sentía la necesidad de pujar. No podía hablar en alemán y no recibía instrucciones. Solo me decían que todo OK. eso lo valoro muchísimo. Probaba otra posición pero no, así en cuatro patas colgada del banquito y marido era lo mejor. Lo que fue un gran alivio eran los apósitos de cafe que me ponían, era genial sentir eso tibio, ni sabía lo que era, pero ayudó mucho. Y ya me parecía pronto pero tenía que pujar, así que me mandé. Tampoco creía que podía resistir mucho mas tanta intensidad pero no podía ser tan rápido. Y ahí se rompió la bolsa, fue como un golpecito muy leve. Ya estabamos cerca me avisaron que antes de la próxima contracción intente darme vuelta que ya venía. Ví la cara sonriente de la ayudante. Me dí vuelta, me toqué y sentí la cabeza. Ya sabía que a la próxima salía. Y así fue. A las 4.22 nació mi bebe. Lo agarré contra el pecho, lo sentí tan suave y con un olor tan rico, sentí su cordón. Veo sus pelito negros, un morocho, todo peludito, mi osito.
Mi marido se sintió un poco desilusionado de no verlo salir, con el anterior pudo verlo, acá me sostuvo a mí y aunque lo apretujé un poco estuvo bueno. Asi que ya estaba, pocas palabras, mucha intuición, tranquilidad. Fue todo a muy buen ritmo, y aunque no tuve ninguna intevención molesta tampoco tuve ninguna revelación primal como muchas mujeres. Tal vez porque fue doloroso pero no tuve que vencer una gran barrera de dolor. O sea fue dolor natural, tolerable, sin miedo, sin cables. Todo muy conciente, sabiendo que nada iba a salir mal. Después vino el alumbramiento de la placenta, que parece no salió toda completa. La estudiaron como a un libro y nos preguntaron si queríamos llevarla, -no gracias, la verdad todo muy lindo pero no veo utilidad en traerla. Entonces nos insistieron en que si la queríamos ver bien, -bu ya la ví no necesito sacarle foto, no somos fans de la placenta>
Así que de ahí a la camita, los dos enroscaditos a descansar. Al rato lo revisaron lo básico y vuelta  a la teta. Después por el temita de la placenta fui a la clínica a que me hagan una ecografía. Y me quedé una horas, ahí me empañaron el día, pero eso lo escribo aparte.
El resumen de esta larga historia es que me encantó parir ahí, me sentí bien, sana, feliz con mi cuerpo y su funcionamiento. Y no hay momento mas lindo que cuando podés enroscarte tranquilita con tu bebé calentito en un lugar tibio, silencioso y en penumbra.

Advertisements

Feliz 2012

January 6, 2012 § 4 Comments

 

Y volvimos.. y somos cuatro. Pasó tanto, estoy todavía en nubes flotantes. Mi segundo hijo nació el 26 de diciembre de 2011  por parto natural en la Gebursthaus. A la 1 a.m desperté al papá, llamamos a la oma, salimos, media hora de viaje y a las 4:22 a.m nació. Fue rápido pero calmo. Mucho que contar, poco tiempo para escribir y sobre todo poca capacidad de poner en palabras. Pronto se terminan las dos semanas de papa en casa, pasaron las fiestas, los regalos, los cumpleaños y ahora volveremos a una nueva realidad. Quiero escribir el nacimiento asi no me olvido. Fue lindo, fue raro, fue distinto al primero. El hermano mayor está feliz. no puedo olvidar su cara al conocer al bb, una sonrisa que nunca le ví antes, y me pareció tan grande de golpe, sus piernas largas, mi bebe ya tan grande. Espero que me alcance el amor y los brazos para todos.

23

December 23, 2011 § 1 Comment

Se nos está terminando el Adventskalender, y mi fecha de delivery es mañana! Yo que pensaba que venía antes, parece que no. Veremos si podemos pasar el fin de de navidad 24-25 y si nace el 24 lo trato de tomar como una forma de curar MI complejo de cumplir en nochebuena que tanto me ha amargado. Pero creo que tenemos unos días.
Este embarazo fue tan distinto, en otro país, con un hijo que ya es sol con brillo propio, con planes, en una casa que nos gusta, sintiéndome protegida por mi amor, anidando, informada. Y llena de miedos y tristezas también, que vienen y se van como olas. Mis padres lejos, las amigas, la compañía, lo de siempre.

Estuve releyendo todo, los blogs de madres, de partos, de instintos. De crafts, deco y ropitas. Los libritos de Michel Odent y el de Ina May, hermoso, educativo y necesario. Igual a veces tanta info me va en contra, podré superar el dolor? estaremos listos para una experiencia tan intensa? Llegaré a tiempo?, nos agarrará la tormenta de nieve?, y si voy al pedo y tengo que volverme? me daré cuenta? no sé si me funcionará el instinto. A veces pienso que me la juego mooy natural. Y si me hago otra eco? no sé a ver qué onda.
Por un lado no quiero moverme mucho a ver si rompo bolsa en el super o manejando, pero de repente me agarran ataquecitos energéticos y termino cositas. Fundas de mantitas, canastos de tela, móviles, todos cachivaches hechos por mí. Limpio, y me acelero y el cuerpo no me responde, me duele aquí y allí, los huesos!! la piel, un calambrito, en fin me siento.

Y hoy nos tomamos frei, porque es Freitag y el enano tuvo semana prenavideña muy agitada. Y desayunamos laargo y abrió paquetito de Adviento y no salimos ni locos aunque falta hacer compra de alimentos para pasar los 3 días de navidad con todo cerrado. Capaz que me animo y salgo a tirar la basura al compost y todo. Mientras me dejo mimar.

Cuenta regresiva

December 7, 2011 § Leave a comment

Ya mas tranquila por el tema de la escuela. O sea nada solucionado pero sí charlado, a esperar. Esto es un proceso y también queremos acompañarlo, pero me gustaría ya saber así le vamos vendiendo el tema, que empezás la escuela, nuevos amigos, nuevas tareas, pero bueno tendremos menos tiempo así no se desilusiona. Y además esperando el gran cambio que va a ser el mini hermanito en casa.
Ya se acerca la fecha y no tenemos idea que nos depara el futuro, cómo serán nuestras nuevas rutinas. Es muy loco uno prepara y prepara, el parto, la ropita pero no sabemos como vamos a hacer. Encima de la familia paterna no recibimos mucha onda, o sea siento como que no les importa, cada uno en la suya y mi mama en la otra punta del planeta muerta de ganas de participar. En fin. Yo me concentro en lo que tengo dentro de casa, “nuestra familia” y ahi está todo bien. También hay algunos nuevos “amigos” o vecinos que sabemos que están y son los que en definitiva comparten el día a día.
Tuve el último control en el médico y está todo en orden. Me quieren seguir monitoreando y enchufar un par de vitaminas pero la Hebamme me dijo que no hace falta, si queremos nos hace un control sobre la fecha con el aparatito portátil. De la Geburtshaus me mandaron el Dienstplan con el calendario de la guardia de las parteras de acá a fin de año. Detalle simpático> adjuntan una foto así cuando uno llama sabe con quién habla y quién te espera, son 5. Solo hay una que no me cayó moooy bien, las demás que me toque cualquiera, eso no lo voy a poder manejar.

Hebamme!

November 16, 2011 § 2 Comments

Bueno, encontré partera!, acompañante para el posparto. Es un servicio que me encanta, vienen a tu casa y te chequean a vos y al bebe hasta que es tiempo del U2, segunda consulta al pediatra, la primera es al nacer con las parteras. Acá la oferta es limitada, no hay muchas y yo me demoré en reservar. Pero encontré una a dos pueblos de distancia y con tiempo! lo cual es cuasi milagroso. Además me cayó bien, es muy suave y atenta. Hasta te digo que saluda con beso (eso acá es sacrilegio sino tenés muucha confianza). Me dió mas información, vamos a tener alguna cita previa y después veremos. Parecía cooperativa con el tema de la Geburtshaus, no le molesta, además como no trabaja para ninguna clínica de acá directamente no hace propaganda. Así que parecemos todos de acuerdo.

Tenemos que tomar un par de decisiones sobre los análisis/vacunas postparto. Una es la Vitamina K, para la coagulación de la sangre del bb. Casi que no la usaremos si el parto es normal, pero me quedan algunas duditas como me pasa con todo el tema vacunas. O sea no soy experta y llega un punto dónde me mareo y por las dudas…. está la opción en  gotas o la homeópata, no sé. Supuestamente el calostro y la alimentación de la madre ayudan. Por momentos pienso por algo naceremos así y después se corrige naturalmente, para qué intervenir? Se hace acá desde 1992 mas o menos, no hace tanto.
La otra es la vitamina D que se dá acá y en países nórdicos. Es por el clima, el largo invierno y el poco sol. Pero darle a un bb un suplemento durante 1 año me parece mucho. No será suficiente con mi buena alimentación? vida sana, en fin.

November

November 10, 2011 § 1 Comment

Y aquí seguimos en la dulce espera, me siento muy bien físicamente aunque las energías no son las mismas. Sumado al otoño como que tiendo a acovacharme. Realmente trato disfrutar cada momento porque seguro será el último embarazo. Me dió el síndrome de anidar y pude avanzar bastante con lo que necesitamos para el baby, por lo menos primer mes. Falta la famosa cuna, sí, esa que el primogénito nunca usó para dormir mas de 5 minutos y que se convirtió en pelotero-jugadero. Pero acá le vamos a dar una intentadita. Supuestamente mi suegra nos compró una habitación completa sin consultar, o sea no sabemos si la queremos o no y mientras está en una Kurklinik (spa con cobertuta médica, ejem) por 4 semanas por segunda vez al hilo, asi que nos dejó colgados. Tampoco puedo disponer de ella para alguna visita de nieto y yo tener un poco de paz para procurar el nido. En fin, peras al olmo parece que no.
Esto me hace poner un poco nerviosa por el día del parto. Cuando estoy en estado duermevela o similar me entra a funcionar el mecanismo de la preocupación. Que no va a estar cuando la llamemos, o que le va a doler la espalda y nos va a zonar. Hay planes B pero digamos que si se cumple la fecha navideña no dá para entregar al crío a familia ajena, veremos.
Encima se me ocurrió desempolvar tutoriales-bricolageros de todo lo que no hice para el primer niño y me agarró como una ansiedad DIY, conclusión: empecé como 5 cosas y no terminé ninguna.
Tengo que procurar dormir un poco más pero las charlas nocturnas sobre nuestro futuro a 5, 10 y 30 años digamos que no cooperan.
Sí es positivo que estamos disfrutando mucho con el pequeño nuestros últimos días de hijos únicos. Está pegote-cariñoso-dulce, todavía no me imagino como vamos a hacer los 4, me supera la imagen, tengo curiosidad por ver como resulta.
La semana que viene entrevista con la partera de Nachsorge, la que va a venir a casa posparto, espero que funcione porque me quedé corta de tiempo…. y otra vez entrevista con las Frauen de la Casita. Urgente hacer lista de preguntas!!

Geburtshaus o La Casita

October 17, 2011 § 2 Comments

Ya mas avanzados en nuestra búsqueda por un nacimiento mejor, encontramos en la zona un punto medio entre parir en casa y la Klinik.
La historia viene de antes, del primer parto que tuve supuestamente “normal” pero que no, que llegué un poco desinformada y se abusaron de mi ignorancia. Dos veces no me agarran.
El sistema de acá no lo logro entender todo, creo que es porque a pesar de tener ciertas recomendaciones hay muchas opciones para armarte tu embarazo o parto mas o menos a tu gusto. Hay como unos calendarios con sugerencias de como organizarte mes a mes, no hay solo el curso de preparto famoso sino que realmente lo dividen en temas, lactancia, yoga, acupuntura, preparar a hermanos mayores, inquietudes personales, etc. Las que manejan la posta son las parteras, que dan estas charlas-cursos, podés pedir que acompañen el nacimiento y después son las que te hacen las visitas en tu casa por el tiempo que necesites para revisarte a vos y al bebe. Me parece un servicio genial, y no es algo exclusivo, es algo que cubre la obra social para todos.
El gran tema es elegir la partera, difícil historieta, es muy personal y encima con mi barrera idiomática … en fin.
Encima de estar medio compliqueti con esto subí la apuesta. Si bien los hospitales cercanos tienen un buen servicio del área de nacimiento con muchas opciones, se puede parir en distintas posiciones, en el agua, el ambiente es agradable y no son fans de peridurales y medicamentos por deporte, no deja de ser un hospital y los profesionales son como muy doctorcito.
Buscando encontramos, a un par de Km mas de distancia,uh oh, una Gebursthaus pegadita a la KinderKlinik. Es una casita con tres pisos para los cursos pre y postparto, dos habitaciones, baño de parto acuático y 5 parteras buena onda. Medio hipponas, naturistas, en fin, pero más a nuestra medida. Tuve mi primera entrevista y cumplimos con los requisitos básicos saludables, así que somos bienvenidos.
Llegás te tomas un té y charlás tranquilo. Ahora vienen una seguidilla de visitas para conocernos mas y planear algo a nuesto gusto y necesidad. Y para las cagonas como yo siempre hasta último momento te pueden mudar al hospital de al lado por emergencia o cobardía, léase do lor.
Por ahora me hago la canchera, me dá un toque de pánico la logística del gran día, ubicar al principe mayor con la abuela, 30/40 min de auto en clima invernal, navidad, dolor, no medicinas, y cuando nace en 3, 4 horitas te despachan. Pero obvio al ser natural podemos tardar 5 horas, 10, etc. podemos hacer planes pero hay que ser flexible. Lo escribo y me pongo nerviosa.
Pero acá estamos ilusionados con nuestra casita, muy graciosa como una islita al lado del gran hospital, por las dudas claro.

Where Am I?

You are currently browsing the naciemiento category at desde el sur.