El placer de manejar …

October 18, 2011 § Leave a comment

Todavía no lo encuentro, pero ojo que estoy chocha. Si encuentro el placer de la comodidad para ir y venir con el enano cuando nosotros queremos, no chupar frío, etc. Pero todavía tengo que prestar mucha atención y me mando pequeños errores, nada peligroso pero si poco elegante. A saber:
-En un camino que hago seguido hay obra, así que hay cortes que cambian todo el tiempo, si está oscuro se ve muy confuso. Y bajar de cuarta a quinta como que no me sale muy bien. Igual mejoré.
-Arrancar en subida. Si o si uso el freno de mano, sino hay alta probabilidad de falla, encima los de atrás que no mantienen distancia. La semana pasada terror, embotellamiento en subida, la gota gorda.
-Uberholen, pasar autos, mmmm cuesta. Los que hay que pasar si o sí son los tractores o motitos, pero si estamos en curvas cerradas y con desnivel a mi no me dá. Trato que no me importe si el de atrás mira impaciente, que se hagan otros los toritos.
-Y después bue, el estacionamiento, sigo necesitando amplio espacio. Complicado la hora de retiro en el jardín, desafío diario. Todavía no ingreso a parking subterráneos…

El bus

July 15, 2011 § 3 Comments

No me acuerdo si acá nombré el tema bus, todo un tema. Vivimos relativamente cerca del jardín, ero en invierno la caminata no era agradable, el limpianieves no pasa or la “vereda” y había que escalar hielo. Así tomamos la decisión de ir en micro, el BUS.
El tema es que no es como una combi que busca los nenes, sino que es un colectivo de línea que tiene 4 paradas en el pueblo y termina en el jardín, ahi una maestra se ocupa de recibirlos en la puerta. OHHH temor, el conductor es uno cualquiera que le importan un pedo los nenes y van todos solitos, además cualquiera puede tomarlo aunque nadie lo hace.
En fin, compramos la tarjeta mensual y largamos. Al primer viaje lo acompañé, parece que fui la primer madre en la historia en hacerlo. O sea 4 años tiene, no lo voy a tirar solo al micro. El tipo no me gustó nada, pero a mi hijo le encantó el bus, viajar solos con sus compañeritos, hacer pavadas. Igual el viaje dura 3 minutos, y exagero.
Por suerte a la semana cambiaron por una conductora, otra cosa, saluda, habla con los chicos. Aunque el único nene que le dice hola, chau y buen fin de semana es el mío, en general no le dan bola a la señora conductora. Mi gordo le preguntó como se llama y cuántos años tiene como a todo el mundo.
Ahora estamos en problemas. Primero su amigo/colega de asiento no quiere que se siente mas con él, drama, catástrofe, la primera vez que lo dejo llorando a pata suelta en el bus. Pobre, dice que no quiere ser mas su amigo y sufre, esto recién empieza. Me pone mal ponerme mal por esto, pero nuestros consejos no lo convencen. Aunque hoy otra vez le tapó el asiento y se sentó con otra, que está chocha que siempre quiso ir con él. Los problemas de la humanidad planteados en un micro de pueblo a los 4 años, la que nos espera!

Independence Day

July 7, 2011 § 1 Comment

Sigo redundante con el tema, pero todavía no me acostumbro. Recién vengo de renovar mi residencia. Fui solita a la ciudad con mi autito, e hice el trámite sin ayuda. Me sentí tan bien! Pude ver bien claro que aunque a veces parece que no pasa nada este año avancé mucho. Fui sola con mi auto a hacer un trámite en alemán y hasta charlamos con la empleada.
Ahora me queda renovar el pasaporte, esa sí se viene complicada, eso que es en castellano!

Unica desprolijidad: cuando hay muchos autos en calle en subida y hay que ir despacito. Que arranco, que freno, en subida?? no me sale con mucha elegancia que digamos. Pero mi consuelo es que en esa calle vimos a uno/a que tuvo 5 intentos de arranque hasta que salió, a cada intento el auto se le iba medio metro patrás! Si era yo, lloro.

Where Am I?

You are currently browsing the on the road category at desde el sur.